Seleccionar página

Joshua Bell es violinista profesional. A los 14 años debutó como solista de la Orquesta de Filadelfia. Digamos que su historial no es precisamente el de un aficionado.

Hace unos años publicó este video, tras el cual como podrás imaginar corrió tinta. No dejo indiferente a absolutamente nadie.

Lo que viene a ocurrir es que hasta pasado el primer minuto Bell no recibe su primera moneda. A nadie parece interesarle un pimiento ni él ni su violín.

‘La gente no sabe apreciar la cultura’. ‘La gente es idiota’. ‘Las prisas nos impiden apreciar o bueno’. ¿Te suena? A mi sí, y aún así la realidad es aplastante.

No son precisamente ni una ni dos personas las que se pasan por delante de nuestro colega. No hay agujeros. Pasa demasiada gente como para que no sea algo que se pueda generalizar. Y la generalidad expresada dice que: Un violinista de la talla de Joshua Bell tocando gratis en el metro no atrae la atención de la gente.

Dos días después de haber tocado en el metro, Joshua Bell llenó el teatro de Boston, donde la entrada media era de 100$.

¿Crees que la gente se marchó de allí indiferente? ¿Que alguien se salió antes de tiempo porque se aburría como las ostras?

Seguramente no, porque el contexto es diferente. Hay expectativas, hay una atmósfera y todo el mundo está al corriente de quién está encima del escenario y por qué. Hay una historia creada en nuestra cabeza. Hay un envoltorio.

Con esto yo saco dos conclusiones:

  • Si eres violinista, llegar a tocar tan bien como Joshua Bell no te garantiza que vayas a emocionar con tu música en cualquier circunstancia.
  • El envoltorio es importante, y cada vez lo es más. Si quieres emocionar, atraer la atención y te llamas Joshua Bell tal vez necesites un gran teatro y un público selecto. Si vas a tocar en el metro y quieres la gorra llena, el envoltorio tiene que ser necesariamente otro.

¿Te apetece llegar a tocar como Joshua Bell, ser parte de la orquesta nacional y disfrutas con el proceso? Sigue haciéndolo.

¿No? Ahórrate ese buen puñado de horas que desde luego tú no necesitas.

El vídeo deja claro que las personas tenemos gustos diferentes. No necesitas cumplir el concepto clásico de ser técnicamente la mejor violinista/pintora/bailarín ni para tener un buen grupo de gente que apoye tu arte, ni para ganar dinero con ello, ni mucho menos para disfrutar de lo que haces. ¿No es un alivio?

Pablo Bienz

Pablo Bienz

Tengo la convicción de que el mundo se mueve hacia una escala de valores cada vez más humana.

Escribo con el propósito de conectar a todas aquellas personas que quieren dejar de imaginar para pasar a ser partes activas de un cambio real.
Pablo Bienz
Share This

¡ÚNETE A LA COMUNIDAD!

 

¿Quieres que te avise de lo que voy publicando además de recibir contenido exclusivo?

-

Ni Spam ni nada que se le parezca. A mi tampoco me gusta.

¡Enhorabuena! Ya estás suscrito/a :)